Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Panel de Accesibilidad

Arte y diseño en la Revista Universidad Nacional

Manuel Ancízar, el primer rector, además de destacado intelectual y académico, es uno de los pioneros de la industria editorial y las artes gráficas en Colombia. Conoció el oficio y las más recientes innovaciones tecnológicas en los Estados Unidos, Cuba y Venezuela. Embebido de ese espíritu de editor, a su regreso a Colombia creó la imprenta El Neogranadino; además de la oferta comercial y fiel a su vocación, durante diez años Ancízar editó un semanario del mismo nombre. Para ello y con las dificultades que estos emprendimientos implicaban, importó tipos, máquinas de impresión y encuadernación, e introdujo innovadores formatos editoriales como los almanaques, folletines y piezas publicitarias. Este antecedente explica el enfoque que Ancízar dio a los Anales de la Universidad Nacional de Colombia, pues más que un informe sobre la consolidación, la gestión y el devenir de la Universidad, se exponía también el pensamiento de los académicos, los asuntos que se abordaban en las diferentes disciplinas y los problemas nacionales relacionados con la historia, la ciencia, la política y la educación en particular; asimismo, propuso estrategias de financiación que permitieran su sostenibilidad.

Los académicos de la segunda mitad del siglo xix encontraron en la literatura y el periodismo los escenarios para la difusión de las ideas, el pensamiento, la doctrina política y la expresión artística, actividades que demandaron la presencia de una industria editorial y gráfica. La influencia que tuvieron en los intelectuales y políticos las atractivas revistas ilustradas británicas y francesas promovió la intención por emular estos formatos que respondían al interés de un sector ávido por su consumo. Uno de ellos, Alberto Urdaneta, político, agricultor, periodista, artista, caricaturista y, sobre todo, editor, pudo conocer en uno de sus exilios la actividad editorial y las nuevas técnicas de artes gráficas europeas, por lo que a su regreso hacia 1879 se propuso crear una escuela de jóvenes dibujantes, grabadores técnicos y creativos que respaldaran la naciente industria editorial, dando así paso a la generación de una gráfica propia en el país. Promovió para ello la enseñanza del grabado en madera y la introducción de la fotografía. Urdaneta fue el fundador de la Escuela Nacional de Bellas Artes en 1886, incorporada a la Universidad Nacional de Colombia, y también el editor y diseñador de El Papel Periódico Ilustrado; allí aprovechó el talento y oficio de los aprendices grabadores para producir una revista, bella y profusamente ilustrada, con transcripciones gráficas de pinturas, dibujos, fotografías y algunas creaciones propias, que sumadas a las crónicas y ensayos dan buena cuenta del país de finales del siglo xix. El Papel Periódico Ilustrado alcanzó 116 números entre 1881 y 1888, y es uno de los principales referentes del diseño gráfico y editorial en Colombia y América Latina; la sección de dibujo y grabado creada por Urdaneta es el antecedente del actual programa de Diseño Gráfico de la Universidad Nacional de Colombia.

La revista, como medio editorial y periodístico, deriva de las ediciones especiales de los periódicos y los libros ilustrados, trascendiendo en tiempo y profundidad las noticias o temas de la coyuntura del día a día, sin pretender llegar a la profundidad y extensión del libro.

La revista, como medio editorial y periodístico, deriva de las ediciones especiales de los periódicos y los libros ilustrados, trascendiendo en tiempo y profundidad las noticias o temas de la coyuntura del día a día, sin pretender llegar a la profundidad y extensión del libro. Como su etimología lo sugiere, invita a su revisión y lectura continua y prolongada en el tiempo; por otra parte, implica también la variedad, reflejada en la diversidad de temas y formatos literarios y periodísticos: editoriales, artículos de fondo, crónicas, reseñas, entrevistas, entre otros. Pero sin duda, una de sus características principales es la relevancia de la imagen gráfica: ilustraciones, dibujos, fotografías o el tratamiento mismo de la tipografía y la diagramación adquieren, dependiendo del enfoque y especialización, igual importancia que el texto, lo que se refleja en la calidad de la impresión, el papel y el formato mayor.

Ahora bien, desde la perspectiva gráfica que ocupa este artículo, el libro y de alguna manera el periódico fueron el referente para el tratamiento gráfico y editorial desde los Anales de la Universidad Nacional de los Estados Unidos de Colombia, pasando por la Revista Trimestral de Cultura Moderna,que aparece en los años cuarenta promovida por el rector Gerardo Molina, hasta la Revista de la Dirección de Divulgación Cultural —Universidad Nacional de Colombia— de los años sesenta dirigida por el profesor Eugenio Barney Cabrera, donde el texto tuvo toda la preminencia. Es hasta su aparición en 1985, con el nombre de Revista de la Universidad Nacional, dirigida inicialmente por el profesor Rubén Sierra Mejía, cuando la imagen gráfica adquiere la relevancia que caracteriza al formato revista, pues es claro el interés por darle un particular tratamiento a la ilustración y a la producción gráfica. Si bien esta cuarta época tuvo tres estilos gráficos, se destaca la serie de revistas cuya pauta fue encargada a David Consuegra, pionero del diseño gráfico en Colombia y destacado profesor de la Universidad Nacional, que propone acompañar el texto con obras artísticas del arte universal, destacados pintores y dibujantes nacionales, algunos vinculados a la Facultad de Artes.

Ciertamente el devenir de la Revista de la Universidad Nacional de Colombia ha sido reflejo de los avatares y dinámicas de la Universidad y, en gran medida, su ir y venir se debe a su financiación; tiene que ver igual con la aparición de revistas especializadas, propias del desarrollo de las disciplinas, campos de conocimiento y la consolidación de las facultades y programas.

Ciertamente el devenir de la Revista de la Universidad Nacional de Colombia ha sido reflejo de los avatares y dinámicas de la Universidad y, en gran medida, su ir y venir se debe a su financiación; tiene que ver igual con la aparición de revistas especializadas, propias del desarrollo de las disciplinas, campos de conocimiento y la consolidación de las facultades y programas. Luego de la pausa de 1992, el UN Periódico, creado en 1999, acogiendo el formato de su denominación asume este reto de divulgar el pensamiento y el conocimiento producido en la Universidad desde sus diferentes disciplinas y conectarlo con la sociedad para ser una revista en sentido estricto, cuyo objetivo, tratamiento editorial y gráfico, así como su periodicidad, lo acercan más al formato.

Como se mencionó, parte del carácter de la revista es la conjunción y el diálogo entre la imagen gráfica y el pensamiento materializado en el texto. Así, el diseño gráfico se convierte en el articulador de este propósito. Como en los años cuarenta, la Revista es parte de una estrategia integral de imagen institucional y de difusión universal de conocimiento que se genera en la Universidad; por ello este número ha convocado el trabajo cuidadoso y apasionado de diseñadores, ilustradores, ingenieros y editores. La fuente tipográfica Ancízar, creada como un tipo de letra de y para la Universidad Nacional de Colombia en homenaje al primer rector de la institución, es el cuerpo principal del texto, en tanto cada titular es una fuente tipográfica diseñada y aportada por otros diseñadores de la Universidad. El diseño de la Revista, la pauta gráfica y las ilustraciones de la portada y del comienzo de cada artículo son producto de un taller colectivo, que a partir del entendimiento y análisis juicioso de los textos, estableció la pauta gráfica editorial y a cada ilustrador el reto de interpretar y plantear, con la imagen, su versión del texto. Respondiendo a la época y las formas contemporáneas de lectura y acceso a la información, la Revista, incluyendo sus anteriores épocas, cuenta con una versión y vida digital, a la cual se le dio un tratamiento editorial y gráfico tan cuidadoso como a su versión impresa. Este entorno ha permitido compilar las diferentes épocas y poner a disposición del lector este pensamiento y conocimiento generado desde el siglo xix, resaltando así que la Revista, con su devenir, ha estado siempre viva.

AUTOR

Fredy Chaparro

Profesor de la Escuela de Diseño Gráfico de la Universidad Nacional de Colombia, en donde se desempeñó como director académico. Actualmente es el director de la Unidad de Medios de Comunicación de la Universidad Nacional de Colombia. Es diseñador gráfico con maestría en Historia del Arte, la Arquitectura y la Ciudad. Su trabajo se ha desarrollado en el área del diseño editorial, el diseño de exposiciones y la promoción de la cultura